CARBOXITERAPIA

« Volver al listado

 

El tratamiento consiste en la aplicación de microinyecciones localizadas de dióxido de carbono (CO2). El principal efecto de la introducción del CO2 es una híperdistención del tejido subcutáneo, seguido con la sensación de calor. Estos efectos perceptibles por el paciente se justifican en la acción vascular del CO2, la cual provoca que el organismo libere sustancias que estimulan la lipólisis. Todo esto repercute en un aumento del flujo sanguíneo favoreciendo la eliminación de toxinas.

Entre los efectos benéficos de carboxiterapia contamos: Mejora la circulación local, mejora la micro circulación en piel, estimula la formación de fibras colágenas y elásticas y estimula su reorganización, mejora el tono y la elasticidad de la piel, reduce medidas por su efecto lipolítico y oxigena los tejidos.

Las indicaciones de carboxiterapia van desde arteropatía periférica y microangiopatías,celulitis, várices pequeñas, medianas y telangiectasias, úlceras vasculares y escaras de decúbito y psoriasis en el área médica, hasta acné, flacidez de piel, rejuvenecimiento facial, tratamiento de ojeras, tratamiento de párpados y tratamiento de estrías en el área estética. Estas son sólo algunas aplicaciones, pues existen muchas más y otras en investigación como la disfunción eréctil.

 
« Volver al listado